¿Qué haces con tu tiempo?

¿Qué haces con tu tiempo?

Estar en friega, ir contra tiempo, acelerar 2x los audios de whatsapp, tomar pastillas para que pase el dolor de cabeza, hacer 3 cosas a la vez y más…

He caído en varios engaños a lo largo de mi vida, pero el que si me ha puesto a reflexionar mucho más es la manera en la que disfruto el momento.

Estamos de acuerdo que todas las personas tenemos las mismas 24 horas en el día, no importa quien seas ni en dónde estés, la ley universal del tiempo nos rige por igual.

Si vemos con lupa cuanto tiempo tenemos al año, llegamos a los siguientes números:

1 año = 365.25 días
365.25 días = 8,766 horas
8,766 horas = 525,960 minutos

Y si dormimos el tiempo promedio, entonces tenemos al final 350,640 minutos para invertir al año.

De repente puede sonar como a que tenemos mucho tiempo y hasta nos sobra, pero lo que no nos hemos dado cuenta es que muchas veces ese tiempo lo dejamos pasar sin disfrutar.

A lo que me refiero con disfrutar es a vivirlo presentes, a realmente darnos cuenta que el momento es único y perfecto sea lo que estemos viviendo.

Me gustaría que reflexiones conmigo sobre el tema y te hagas las 5 preguntas que te ayudarán a verificar cómo vives el momento:

¿Qué estabas pensando hoy en la mañana mientras te bañabas?

¿Qué sentiste cuando te estabas lavando los dientes?

¿A qué olía ese shampoo que te pusiste hoy?

¿Cómo se sintió la crema cuando la untabas sobre tu cuerpo?

¿Qué emoción sientes mientras lees este texto?

De verdad espero que todas hayan tenido una respuesta completa, pero estoy casi segura que la mayoría se quedaron en blanco.

Y esto, ¿por qué?. Normalmente los momentos en los que estamos con nosotros mismos son a los que menos les damos lugar y peso, al contrario, pareciera que los queremos eliminar porque “nos quitan tiempo”.

Verdaderamente nos hemos mentido al creer que podemos hacer más de 1 cosa a la vez, pues aunque nos sintamos más productivos, la realidad es que estamos dejando de vivir y solo empalmamos ideas para engañarnos con nuestras ideas de hacer más en menos tiempo.

No sé tu, pero a mi me pasaba que hasta cuando iba al baño llevaba mi celular para revisar todas las redes sociales posibles y hasta se le olvidaba muchas veces que ya era hora de irme de ese lugar y seguir.

Otras veces, en reuniones me ponía a platicar con alguien más por whatsapp o instagram y pasaba largas horas sin disfrutar a quien tenía en frente. Me podría ir describiendo más situaciones en las que he dejado de aprovechar realmente mi momento y vivirlo presente.

Llegar a este punto de reflexión me costó trabajo, porque vivir en automático es muy cómodo y con justificaciones fáciles pero vivir presente en el aquí y en el ahora es una práctica diaria y llena de consciencia.

Espero que puedas comenzar a valorar el momento, inicia con prácticas sencillas y poco a poco incorpora esa consciencia en tu día a día. Si aún no sabes qué hacer para vivir presente te invito a leer las 5 actividades que me ayudaron a disfrutar el momento.

Recuerda que Óom nació para recordarte la importancia de vivir el presente y acompañarte a disfrutarlo a través de sus aromas relajantes y frescos.

¡Disfruta de tu día y de tu vida!

Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.